Lista de organización durante el embarazo

Descarga o imprime nuestra útil lista de organización para el embarazo.

1er trimestre – semanas 1 al 12

  • Visita a tu doctor

    • Tan pronto como pienses que estás embarazada, programa una cita con tu ginecólogo. El médico podrá confirmarte que estás embarazada, determinar la fecha en que darás a luz y ayudarte a planificar tu cuidado prenatal.

  • Haz las citas para tus chequeos prenatales

    • Necesitarás chequeos regulares a lo largo de tu embarazo para asegurarte que todo va bien. Tu primera visita prenatal deberá realizarse entre las 10 y 16 semanas.

  • Considera pruebas de detección sistémica

    • A partir de las 11 semanas, te sugerirán realizar pruebas de sangre y ultrasonidos para llevar a cabo el control del desarrollo de tu bebé. Tu primer ultrasonido se realizará entre las 8 y 12 semanas.

  • Reserva el hospital o centro de nacimiento

    • Tan pronto como te enteres que estás embarazada, discute tus opciones de dar a luz con tu doctor y reserva el hospital.

  • Empieza a tomar un multivitamínico para el embarazo todos los días, si es que aún no lo haces

    • Natele contiene 13 vitaminas y minerales importantes para un embarazo saludable, incluyendo ácido fólico y hierro. Esta clínicamente comprobado7 que el ácido fólico ayuda a reducir el riesgo de defectos en el tubo neural como espina bífida, y el hierro ayuda a prevenir la deficiencia de hierro en la dieta.

      Es recomendable tomar Natele diariamente por lo menos 1 mes antes de concebir, durante el embarazo y mientras te encuentres amamantando.

      Todo medicamento posee efectos secundarios. Este medicamento requiere receta médica. Consulte a su médico.

  • Controla las náuseas matutinas

    • Si necesitas ayuda para controlar los síntomas matutinos tales como la náuseas y vómitos, podrías probar algunos de estos remedios comunes.

  • Deja de fumar

    • Si aún no los has hecho, se recomienda dejar de fumar tan pronto como sospeches que estás embarazada.

  • No consumas alcohol

    • La opción más segura es la de evitar tomar alcohol mientras estés embarazada y amamantando.

  • Sé una persona que come saludablemente

  • Reduce el consumo de cafeína

    • Intenta consumir menos de 200 mg de cafeína al día. Eso equivale aproximadamente a 2 expresos. No te olvides que la cafeína se encuentra en el chocolate, té, algunas bebidas energéticas y gaseosas.

  • Ejercítate de forma regular

    • Mantente activa y trata de hacer 30 minutos de ejercicios moderados, tales como caminar o nadar, todos los días.

  • Verifica tus derechos en tu licencia de maternidad

    • Pregúntale a tu empleador acerca de tus derechos de la licencia de maternidad.

  • Deja de limpiar la bandeja higiénica de los gatos

    • Si tienes un gato, usa guantes de goma para limpiar la bandeja higiénica o pídele a alguien más que lo haga. Si trabajas en el jardín, también es buena idea usar guantes.

2º trimestre – semanas 13 a la 26

  • Reserva tus pruebas de detección sistemática del segundo trimestre

    • Esto usualmente será un examen de sangre entre las 15 y 18 semanas y un ultrasonido entre las 18 y 20 semanas para verificar el desarrollo del bebé.

  • Inscríbete a un grupo de apoyo de mujeres que van dar a luz

    • Comparte tus experiencias y obtén apoyo de otras mujeres embarazadas y que van a dar a luz aproximadamente al mismo tiempo que tú.

  • Haz un plan para el momento de dar a luz

    • Discute tus preferencias para el trabajo de parto con tu médico y escriban un plan para el momento de dar a luz con tu pareja. Puedes ser tan detallista como desees! Si deseas escuchar a Mozart en la sala de partos, ¡anótalo!

  • Reserva tus clases prenatales

    • Estas útiles clases te explicarán a ti y a tu pareja qué esperar durante el trabajo de parto, tus opciones para el alivio del dolor, ejercicios para el embarazo, y cuidados básicos del bebé, tales como su alimentación y cuidados en casa. Esta también es una oportunidad para hacer preguntas, discutir tus sentimientos y para conocer a otros futuros papás.

  • Obtén más información acerca de la lactancia

    • Amamantar a tu bebé tiene grandes beneficios tanto para la salud de tu bebé, como para ti. Es importante que puedas buscar información sobre las técnicas de amamantamiento.

  • Haz tus ejercicios del piso pélvico

    • Tus músculos del piso pélvico pueden debilitarse bajo la presión del embarazo y el parto, causando incontinencia. Hay algunos ejercicios que te ayudarán a fortalecer tus músculos.

  • Considera los servicios de cuidado para infantes

    • Si planeas regresar al trabajo después de que tu bebé haya nacido, verifica las opciones de servicios de guarderías en tu área. Algunos de ellos llenan el cupo con mucho tiempo de antelación, así que haz tu reservación en algunos de tus lugares favoritos antes de dar a luz.

  • Haz tus compras de ropa de maternidad

    • Probablemente hayas notado que tu ropa ya no te queda - ¡ahora es el momento de comprar ropa de maternidad!. Recuerda que también necesitarás un sujetador de maternidad.

3º trimestre – semana 27 al nacimiento

  • Compra o presta equipo de bebé esencial

    • Así como el mobiliario para el cuarto del bebé, tú también necesitarás un cochecito para bebé, ropa para bebé, baberos, y otros suministros esenciales. Existen muchas opciones como la de comprar nuevos o, tal vez, tomar prestado de amigos y familiares con niños mayores.

  • Compra otro sujetador de maternidad

    • Tus senos habrán crecido desde el momento que compraste tu primer sostén de maternidad, así que necesitarás ir probándote otro sujetador de maternidad alrededor de las 28 semanas.

  • Compra una silla de bebé para tu carro

    • Los niños menores de 6 meses deben asegurarse en una silla de carro debidamente aprobada y equipada con seguro en sentido contrario a la marcha cuando ellos se encuentran en el carro. Necesitarás la silla para transportar al nuevo bebé del hospital a tu hogar, asi que cómprala lo antes posible.

  • Empaca tu maleta para el hospital

    • Puede que necesites llegar al hospital rápidamente, así que ten tu maleta del hospital empacada y lista para partir! Recuerda que necesitas incluir suministros para tu bebé también, así que no olvides empacarlos.

  • Prepara el cuarto de tu bebé

    • Planifica y organiza el cuarto de tu bebé, a manera que se encuentre listo cuando tú y tu bebé regresen del hospital.

Referencia: 7. De-Regil LM, et al. Cochrane Database Syst Rev 2010, Issue 10. Art. No.: CD007950.